Suspensión neumática
problemas

¿Cómo saber si la suspensión neumática tiene problemas?

Si tu automóvil tiene suspensión neumática, conocerás perfectamente las ventajas que aportan este tipo de sistemas en cuanto a confort de marcha, capacidad de absorción y la variedad de ajustes que ofrecen (aunque no todas las marcas ofrecen esto último) con respecto a la suspensión tradicional, compuesta por un muelle y un amortiguador. Sin embargo, si tu coche dispone de este tipo de sistemas, también sabrás que son menos fiables que los convencionales, ya que son más complejos y cuentan con un mayor número de componentes que pueden fallar. 

Antes de enseñarte algunos trucos para saber si la suspensión neumática de tu automóvil funciona adecuadamente, veamos en qué consiste a grandes rasgos este sistema. El funcionamiento de los resortes neumáticos, como su propio nombre indica, se basa en la utilización de aire a presión dentro de un cojín hermético. Este último es el que sustituye a los resortes metálicos convencionales, como pueden ser los muelles, las ballestas o las barras de torsión.

Las principales ventajas que aportan estos sistemas de amortiguación neumática son, en la mayoría de los casos, el de poder adaptar la altura libre de la carrocería en función de lo que necesitamos en cada momento. Por ejemplo, bajará lo máximo posible para facilitar la subida y bajada de los pasajeros o la carga del maletero. Además, también suelen ser capaces de nivelar la carrocería con independencia del peso que transportemos en el habitáculo o en el maletero y de variar la dureza y la respuesta en función de las condiciones de la calzada.

Esta amplia variedad de posiciones y ajustes hace que resulte dificultoso para el usuario saber si el sistema de suspensión neumática de su coche está funcionando adecuadamente. Pero hay varios signos fácilmente reconocibles que te ayudarán a averiguarlo, veamos cuáles son. Si dejas el coche aparcado durante un periodo prolongado y al regresar a él aprecias que está más bajo de lo normal, puede deberse a la presencia de un poro que permite la pérdida de aire en el sistema y que provoca la pérdida paulatina de presión en el sistema.

Otros indicativos del mal funcionamiento de la suspensión neumática pueden ser el comportamiento extraño del vehículo, ya sea por una dureza excesiva del conjunto amortiguador o por estar demasiado blando. Una carrocería desnivelada, ya sea lateralmente o longitudinalmente, también es una señal inequívoca de un problema, pues estos sistemas intentan normalmente garantizar la estabilidad manteniendo lo más nivelado posible.

 



Copyright © 2009 - 2019 Nitro! es marca registrada de Visual Art. Todos los derechos reservados.