Suspensión activa y pasiva

El sistema de suspensión activa


Todo lo que hay saber sobre ese compensador de fuerzas entre el balanceo y el cabeceo del vehículo.

Para entender lo que es una suspensión activa necesitamos saber primero que es una pasiva.
El sistema de suspensión pasiva es un conjunto de espiral y amortiguador que busca absorber las irregularidades del suelo. La desventaja es que, si lo configuramos por ejemplo para asfalto, el vehículo va a andar muy bien en estas condiciones. Pero si entramos a una ruta de tierra o grava la experiencia no será igual: sentiremos muchas vibraciones o golpes que incomodarán el viaje.
Por otro lado, una suspensión muy suave puede ser excelente en calles de ciudad, pero en una ruta a altas velocidades, se vuelve peligrosa dado que hará que el auto se desbalancee.

En suma, una suspensión más rígida o suave puede ser conveniente para una condición determinada pero muy desfavorable al cambiar condiciones en la ruta.

Por ello se ha desarrollado la suspensión activa o también conocida como suspensión inteligente. Presenta las siguientes características:

1. Capaces de combinar grandes niveles de confort, control y maniobrabilidad lo que se traduce en mayor seguridad.
2. Funcionan por medio de un actuador hidráulico que puede crear fuerzas para compensar el balanceo y cabeceo del auto.
3. Un sistema electrónico es el encargado de monitorear en todo momento mediante sensores, el perfil de los distintos caminos y envía señales eléctricas a las suspensiones delantera y trasera. En ese momento se activan las bombas y válvulas hidráulicas de cada suspensión.

El desarrollo que ahora necesita este sistema es la rapidez de respuesta cada vez que se detecte un cambio de condiciones de manejo y ruta.

Recomendado para ti