El más desquiciado Mustang de 1965

Como habíamos escrito en anteriores oportunidades, los Ringbrother se caracterizan por llevar unos excelentes vehículos al SEMA Show, con sutiles modificaciones, pero con la esencia original intacta. Un claro ejemplo es este Ford Mustang de 1965, que ha sido rebautizado como “Espionage”. Este clásico ha recibido nuevos componentes mecánicos y modificaciones en el chasis.


 
El carro de Nicolas Cage ya tiene precio

Ya es costumbre que encontremos excelentes vehículos en subastas alrededor del mundo. Ferraris o Porsche que superan el millón de dólares no es algo poco usual de leer en estos días. Pero, ¿crees que lo has visto todo? Bueno, ahora encontramos un Ferrari 599 GTB con transmisión manual de seis relaciones. Una caja de cambios realmente rara.


¿Una casa o un auto? Mejor ambos

La idea de un espacio confortable dentro de un vehículo no es una idea propia del siglo XXI. En 1972 una variable caja verde ya mostraba vestigios de esta temática como el futuro de los autos familiares. Un lugar donde conversar, dormir y tener casi todas las comodidades que un hogar puede brindarnos, priorizando el interior antes de cualquier otra cosa.


El SPLITR intimida en el SEMA Show

Como ya es característico en el SEMA show, clásicos modelos de autos son modificados por diversas compañías, creando así unas máquinas únicas. Ese es el caso de este Ford Mustang Fastback de 1965, que fue remodelado por los RingBrothers, una empresa estadounidense dedicada a realizar modificaciones.


Un Camaro con alma de Corvette

En lo absoluto, este Chevrolet Camaro de 1969 dejó de ser lo que fue algún día en el siglo XX. Este vehículo, al que ha apodado como “Bad Company” (Mala Compañía), ha sido trabajado meticulosamente por Weaver Customs, una empresa especializada en las personalizaciones de los autos más significativos de la historia.


Las míticas T1 podrán volver a la vida

Para los amantes de lo clásico no hay duda que existe un vehículo que representó toda una generación. La lucha contra la guerra, los días de playa, la psicodelia y la música. Todo ello y mucho más está asociado directamente a un vehículo: La Volkswagen T1. Aún en nuestros días, muchas personas disfrutan sus viajes en este cómodo vehículo, sin embargo, el desgaste del tiempo siempre les juega una mala pasada.


La marca insignia francesa luce su belleza

Hoy, existen miles de formas y maneras de atraer la atención de las personas. Sin embargo, en 1939 se requería de un gran evento para captar la atención de las personas. Uno casi tan grande como la Feria Mundial de Nueva York. Este auto fue seleccionado como el representante de Francia en dicho megaevento y no era para menos, ya que el Bugatti Type 57C Atalante de 1938 no es una máquina ordinaria.


Una Gaviota muy costosa

Pocas personas tienen el dinero para comprarlo, pero son menos las personas que tienen el valor para venderlo. Estamos hablando de una pieza enigmática: el Mercedes Alas de Gaviota. Una rareza que será subastada por la casa Sotheby. Junto a este, otros modelos emblemáticos como un Ferrari y Aston Martin posiblemente cambien de dueño.


Un M1 de 1981 casi nuevo a la venta

El próximo 10 de diciembre, la casa de subastas RM Shoteby’s realizará un megaevento de subasta en la ciudad de Nueva York. La denominada “Driven by Disruption” ofrecerá vehículos de importante valor histórico entre los cuales destacamos Ferrari, Lamborghini y sin duda este BMW M1 de 1981 con solo 682 kilómetros de recorrido.


Un renovado clásico listo la para acción

El SEMA Show es una de las ferias automovilísticas más importante de Norteamérica. En él las diferencias que existen entre la concepción americana y europea de un auto son evidenciadas. Como siempre, el SEMA se celebrará en Las Vegas este fin de año. Sin embargo, esta vez la firma americana quiere reestrenar uno de sus modelos más característicos de la historia, el nuevo Chevrolet Camaro.


La elegancia se mantiene con el paso del tiempo

Concurse d’Elegance. Ese es el nombre original con el que se conocían a los ahora Concursos de elegancia. Estos eventos son extraños y tienen su origen en Paris del siglo XVII, en donde los participantes encontraban un lugar donde alardear sus pertenencias, principalmente sus coches a caballos. Luego de todos los siglos, unas cuantas guerras y una revolución, este concurso persiste, aunque el fin ya no es el mismo.


Ponle corazón
Ponle corazón MVE